sábado, 22 de junio de 2013

Mesoterapia para caída de cabello


La mayoría de los hombres y mujeres presentan alguna forma de pérdida de pelo en algún momento de su vida, ya sea en forma transitoria ó permanente.
Existen múltiples causas que producen la caída del cabello. Una dieta carente de nutrientes esenciales, problemas de tiroides, infecciones, stress, anemia, la quimioterapia, post parto, son factores que sin lugar a dudas, colaboran con la caída.
Por otro lado la utilización exagerada de tratamientos cosméticos como tinturas, permanentes, el alisado (planchita), sol excesivo y el cloro de la pileta, pueden tornar al pelo débil y quebradizo favoreciendo su caída.
Sin embargo, la Alopecia de origen Hereditaria Androgenética es una de las más frecuentes y afecta de alguna forma a la mayoría de los hombres jóvenes y a las mujeres después de los 50 años. El 90% de los hombres mayores a 21 años presenta alguna recesión en la zona frontotemporal (entradas) y el 50% de los hombres mayores a 40 años tiene la zona de la
El tratamiento consiste en la aplicación de micropunturas en la zona afectada de diferentes sutancias como pantenol, biotina, minoxidil y otros elementos que nutren y favorecen el crecimiento o mantenimiento del pelo. Esta técnica se realiza en el consultorio en forma semanal durante 2 a 3 meses, quincenal durante otros 2 meses y luego un mantenimiento mensual.
La alternativa estética es electroporación es una tecnología desarrollada para facilitar la penetración en piel de productos activos mediante la aplicación de una onda electromagnética de radiofrecuencia y alto voltaje.
Mediante la electroporación, se altera de manera transitoria la permeabilidad de la membrana plasmática lo que ocasiona la apertura de los canales intracelulares y posibilita la introducción de activos electroporados.
La electroporación también abre finísimos canales en la epidermis a través de los lípidos del espacio intercelular. Esta vía es quizás la más importante en las aplicaciones médico estéticas de esta tecnología, ya que permite el paso de sustancias a través de la piel.

Al aplicar una corriente alternada, lo que hacemos es mover las células de la capa externa de la piel, y este movimiento genera la apertura y modificación de espacios por los cuales la difusión de productos a través de la piel se facilita.
La electroporación provoca un reacomodamiento físico de las células de la piel. Al ser la corriente de electroporación alternada (o sea que cambia de dirección permanentemente) logramos que este reacomodamiento sea continuo, y que vaya generando nuevos poros y canales mientras la corriente esté activa.
La electroporación es una alternativa no invasiva a la mesoterapia convencional, por lo que se la ha dado en llamar mesoterapia virtual o sin agujas (procedimiento indoloro) y que permite la introducción de fármacos de forma localizada.
La electroporación permite introducir tanto micro como macromoléculas, inclusive mayores a 800.000 Dalton como el ácido hialurónico o la heparina, o de 500.000 Dalton como el colágeno.
Los liposomas constituidos por fosfatidil colina son el mejor vehículo para el aporte de sustancias mediante esta tecnología.
Para los centros de estética este tratamiento es una fuente muy importante de potenciales  ingresos que se pueden realizar a mujeres y principalmente a hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada